Consejos para afrontar el invierno


Frío, lluvia y viento son tres condiciones climáticas propias del invierno a las que conviene prestar especial atención, y especialmente en los más pequeños, ya que son condiciones que pueden poner a prueba sus defensas.

Algunas acciones de fácil ejecución pueden ayudar a afrontar el invierno:





1.       Evita el exceso de abrigo en ambientes cerrados o con calefacción, y la falta de abrigo al aire libre. No es conveniente que los niños suden, por lo que ante el frío es mejor vestirle con varias capas, de modo que las puedas quitar o añadir según sea necesario. Gorro con orejeras, guantes, bufanda y un corta-vientos pueden ser muy útiles.

2.       Evita los cambios bruscos de temperatura. El cuerpo se autorregula, adaptándose al frío o al calor. Así que lo mejor es mantener tu hogar templado de forma constante.

3.       Mantén un nivel de humedad adecuado en casa y en los espacios cerrados.. Ventilar las habitaciones para renovar el aire también es una acción aconsejable para mantener un entorno saludable.

4.       Consigue que el niño se lave las manos cuando llegue a casa, antes de comer y de dormir, y si ha estado jugando con otros niños. Evita que comparta ciertos utensilios con otros niños, como cubiertos, vasos, baberos o toallas.

5.       Incluye en la alimentación de tu hijo frutas y verduras, especialmente ricas en vitaminas A y C (1). Si es en forma de zumos naturales, es recomendable que sean a temperatura ambiente. También es ideal tomar caldos y bebidas calientes. Los lácteos también son esenciales para una alimentación equilibrada.





Enlaces:


Entradas populares de este blog

Sistema de limpieza Kobold.

Pizza de muñeco de nieve

Oblumi , la revolucion de los termometros.